Temporada de desafíos: fomo y foco, y cómo sobrevivir al verano

Editorial de Josep Bedmar, CEO de La Nave Nodriza

“Todos mis competidores están haciendo de todo ahí fuera y yo no llego a diseñar ni un banner”, esto nos dijo un nuevo cliente de La Nave hace unos días, nos dejó pensando… y temblando.

Recordamos que existe desde los años 90 este acrónimo en inglés que describe bien la problemática, es FOMO (fear of missing out) y su traducción es miedo a quedarse afuera. Este terror a perderse algo que parece que todos los demás tienen y disfrutan, y a no poder responder con el mismo nivel de virtuosismo que ellos, es un virus que tiene infectada a toda la sociedad ya digitalizada, y es muy grave, porque te deja paralizado. Este fenómeno no es nuevo, su raíz es la necesidad básica de pertenencia y validación que todos los humanos compartimos. Exacerbado por las redes sociales y la tecnología, está haciendo estragos entre los más jóvenes, pero también en el ámbito empresarial.

Pregúntate si

  • Cualquier ejemplo de cualquier sector orientado a cualquier cosa parece ser comparable con tu actividad/ oferta/ forma de comunicar: y si es así, primera alerta, estás perdiendo el foco. No TODO interesa ni es relevante para comparar tu marca o empresa. Revisa tu posicionamiento y si tienes dudas o sientes confusión al respecto, hablemos!
  • No tomas decisiones: posponer al infinito sacar adelante campañas/acciones pendientes de tener más información y haberse documentado más sobre lo que hace la competencia, los partners, los clientes… es interminable. Así sólo logras perder dirección y convertir en TOC el hecho de dudar de todo. Más parálisis entonces…
  • Te consume la ansiedad por la urgencia de hacer y por no lograr hacer, estresando de esta manera a todos las personas/equipos implicados: no sólo estás perdiendo dinero, también ganas, ilusión, talento…

Afortunadamente, existen estrategias y tratamientos efectivos para abordar el FOMO en las empresas y recuperar el control. En La Nave Nodriza tenemos una vacuna para tener a raya el FOMO, se llama FOCO y es parte de nuestra metodología. Te recomendamos:

  • Hacer una autoevaluación: reconocer y comprender el FOMO es el primer paso hacia el cambio. Tomarse el tiempo para reflexionar sobre cómo nos afecta a nivel empresarial puede ayudarnos a desarrollar estrategias para gestionarlo de manera más efectiva.
  • Busca apoyo: en casos severos de FOMO que interfieren significativamente con las actividades de marketing y comunicación de tu empresa, puede ser útil buscar consejo y delegar en profesionales la definición de procesos de decisión internos que hagan más fluida la generación de campañas y su ejecución.

Superar el FOMO es posible, podemos ayudarte a no sentir que “estás perdiendo el tren”. Tu tren sigue en marcha, solo hay que reconducirlo a la vía que lo lleve al éxito.
El verano está a punto de empezar, hacer foco es la mejor forma de hacer frente al calor. ¿Hablamos? Contáctanos


contacto